SECCIONES

A LA CHILENA

SERVICIOS

HERRAMIENTAS

CORPORATIVO
EMPRESAS
Socio de IAB CHILECertifica.com
A COMER

MOLÓKO Y SU CARTA DIECIOCHERA

Molóko y su Carta Dieciochera

Molóko en sus tres años de existencia se ha convertido en uno de los destacados del ambiente capitalino. Con un diseño “retrofuturista”, como ellos mismos se definen, atrae a un público adulto joven que disfruta de la vanguardia en sus tragos, platos y de un grato ambiente.

Para estas Fiestas Patrias se han preparado con una carta especial para celebrar el Bicentenario, en la cual han rescatado sabores típicos de nuestro país, tanto en la barra como en la cocina. Pero eso sí, fusionando estilos para mantener el concepto Molóko, dando origen a una propuesta entretenida, fresca y atractiva que deja de lado las clásicas empanadas y parrilladas.

El bar se ha modificado para estas fechas y ha dado paso a una oferta de “jarras” que van desde el clásico terremoto de medio litro, a las versiones de litro y medio de Borgoña o Sangría, las cuales evitan el exceso de azúcar, dándoles un muy buen sabor. También, para quienes prefieren sensaciones más suaves, pueden disfrutar de un Huesillo Cool (vino blanco y mote con huesillos) o un Summer Hita (vino blanco con sandía y melón tuna), o una novedad para los días más calurosos que se aproximan, el Mojito Champaña, con menta fresca y azúcar flor, los que varían entre los 6.500 a 9.500 pesos.

Acompañar una de estas jarras es tentador, y para ello, escoger entre los apettizers dieciocheros es la alternativa, especialmente porque destacan por un toque de frescura que se contrapone a las pesadas cartas que se estilan en septiembre. Para los más dulzones esta Ropa Vieja (carne de res guisada sobre milcao frito y tomates deshidratados), unas empanadas de pebre de mote o un fresco plato de pimientos del piquillo (rellenos con mezcla de charqui, compota de tomates y queso de cabra fundido) sobre una cama de ensalada de zanahoria, que abren la curiosidad por conocer la mano del joven chef Manuel Vallejos, quien hace sólo 5 meses está a cargo de la carta de Molóko.

Y como no hay primera sin segunda, el plato principal no puede faltar. Crocante de maíz, doble anticucho de res o costillar de cerdo a la chilena son parte de las opciones, junto al plato estrella de esta ocasión, el Filete de Congrio acompañado de Rissoto de quínoa ($5.500) del cual Vallejos compartió con nosotros su receta, y después de saborearlo, invita a arremangarse para comenzar a prepararlo en casa. Delicioso.

Si aún queda espacio en el estómago, y para estas fechas siempre parece posible un poco más, puede disfrutar de postre un mousse de mote con huesillos o unas sopaipillas en almíbar, más clásicas pero no por ello menos sabrosas.

Si bien es la primera carta creada por este joven chef para este groove café, deja de manifiesto que el tiempo que lleva en Molóko le ha dado la experiencia para fusionar lo clásico con un estilo vanguardista, que da con la impronta de este local y con lo que su público espera de él. Simplemente, una gran alternativa para celebrar Fiestas Patrias con un estilo diferente. Definitivamente “redondo”, como dirían los amantes del vino.

Molóko tiene disponible la carta durante septiembre y abrirá sus puertas el 17 y 19 de septiembre, desde las 18 y 19 horas respectivamente. 

Filete de Congrio con Rissoto de Quínoa
180 gr de congrio
50 a 80 gr de mantequilla
10 cc aceite de oliva
50 cc de vino
20 gr cebolla rallada
150 gr de quínoa
 2 cucharadas de crema
1 diente y ½ de ajo en láminas
Media vaina de cacho cabra en tiras

Preparación del Congrio
En un sartén bien caliente sellar el Congrio por ambos lados por aproximadamente 45 segundos a un minuto y reservar.

En el mismo sartén se pone la mantequilla, el aceite de oliva y el ají cacho de cabra cortado en tiras finas. Una vez que ha hervido, se pone el Congrio y se deja por aproximadamente un minuto y se apaga con vino. Se reserva.

Preparación del Rissoto
Cocinar la quínoa previamente en las mismas proporciones que el arroz por un tiempo aproximado entre 10 a 15 minutos, a partir de agua fría.

Se pone la cebolla en un sartén y se agrega la quínoa cocida. Se saltea un poco y se agrega un chorrito de vino (10 cc aprox) y se baja la temperatura. Agregar dos cucharadas soperas de crema para dar cremosidad a este rissoto y se apaga el fuego. Ahora, se agrega queso parmesano rallado y se revuelve suavemente hasta que se derrita e incorpore con el resto del rissoto.

Servir acompañado de una ensalada fresca de tomates cherry cortados en cuatro, cebolla morada cortada en pluma y cilantro en brunnoise, aliñado con aceite de oliva, sal pimienta a gusto.

Moloko y Astro Microbar:
Av. Tobalaba 881// 492 41 52 //
astro@moloko.cl

 

 Por Adriana Lawrence C. 

 

Recetas Anteriores

Por Adriana Lawrence

 

Compartir Share/Bookmark
blog comments powered by Disqus


Reserve Hotel

Destino
Fecha de llegada
calendar
Fecha de salida
calendar

Destacamos

$destacado->arti_titulo

El Paraíso Gastronómico que Rodea Santiago

El chef Luis Layera recorrió la zona de Aconcagua y visitó lugares muy cercanos a Santiago. De ahí, nos presenta un arrolladito de malaya de cerdo...
leer más

$destacado->arti_titulo

La Langosta de Juan Fernández

El Restaurante Squella aún puede sorprender, especialmente de la mano de su nuevo chef, Juan Ramírez, quien ha llegado decidido a potenciar sus sabores, incluyendo la langosta que hoy comparte con nosotros...
leer más