SECCIONES

A LA CHILENA

SERVICIOS

HERRAMIENTAS

CORPORATIVO
EMPRESAS
Socio de IAB CHILECertifica.com
RECORRIENDO CHILE

CHÉPICA

Chépica

Variados son los cautivadores paseos turísticos que brinda la comuna de Chépica, la cual está ubicada al interior del valle de Colchagua en la Sexta Región, y que en otoño se tiñe de colores naranjos, brindando un verdadero espectáculo de tonalidades y descanso.

A 180 Kms. al sur de Santiago se ubica este pueblo que guarda las únicas reservas de la palma chilena, siendo las más australes del mundo. Para llegar, los buses que salen desde el Terminal O?Higgins de la ciudad de Rancagua y realizan su ruta hasta Nancagua por $1.500. Desde allí se puede tomar una micro por $350 que deposita a los pasajeros en la bien situada plaza, experimentando así un renovado paisaje.

Arriba las Palmeras
En el sector de las Palmas, a sólo una hora y media de Chépica, se puede visitar la reserva, donde el almacigo se prepara para enterrar las excesivas durezas de sus semillas, las cuales con el tiempo darán vida a bellas especies ornamentales que adornan a jardines y plazas, alcanzando una altura de hasta 30 metros. Para llegar hacia el sector de la reserva, los buses rurales recorren con gracia las curvas y caminos del sector.

La alfarería en greda, es otra vía de distracción insertada en la comuna. En Pampa de Lima, una pequeña localidad da a conocer las tradiciones heredadas por las familias quienes por años han cultivado la tradición del arte de la alfarería en greda. Las piezas ornamentales son un perfecto regalo para llevarse de estas tierras jarros, vasijas,  y sartenes hechos por esforzadas manos campesinas.

El sector del secano que incluye las localidades de Candelaria y Los Canelos, distantes a una hora del pueblo, se encuentra el área que potencia el cultivo de miel, el aceite de oliva y la crianza de la alpaca, los cuales le han dado un empuje que la han hecho merecedora de grandes celebraciones como fiestas en el verano, ferias gastronómicas y telares.

Chépica es una de las provincias de Colchagua que tiene bastantes frutales. Actualmente es una consolidada comuna que produce frutas como manzanas y uvas, entre otras. Al estar insertada dentro de la comuna de Colchagua, ha adquirido un gran renombre la ruta del vino ha sido el camino para estrechar una fructífera relación entre campo, tradiciones y sabrosas frutas.

La Historia de sus Casas
La arquitectura cobra gran importancia en Chépica. Debido a ello se realizó un proyecto donde se hizo un catastro de su historia y casas más antiguas que forman el casco principal de edificación colonial, para que toda la comunidad conociese la formas, texturas y significado colonial de estas edificaciones que se conservan con sus respectivas placas identificatorias, que informan a acerca del año de su construcción y los materiales que se usaron, convirtiéndose así en una entretenida ruta que invita a conocer la comuna caminando en una reconfortante tarde o mañana otoñal.

El centro alberga su parroquia junto al hogar de ancianos conformando así otro casco colonial que genera encuentros sociales cuando se transita por zonas urbanas.

Al que llega por primera vez lo recibe una placa del Padre Alberto Hurtado ubicada en las afueras de la iglesia principal, donde se cita una pequeña frase dedicada el forastero. La sensación para el visitante es clara: ha llegado a la tierra de los buenos amigos.

La persona que decide explorar la comuna tiene dos opciones: caminar cuadras y cuadras vinculándose con casas coloniales que reflejan el pasado histórico y anécdotas, como conocer la casa Reyes, construcción de barro y paja donde funcionó el primer generador a gas que iluminaba al pueblo o desplazarse en buses interurbanos que muestran toda la renovada vida rural, de un campo que se abre al nuevo siglo.

Hace unos años atrás Chépica era más un conjunto de personas que trabajaban la tierra en lugares apartados. Sin embargo, hoy es una activa localidad con restaurantes, bares y una oferta agrícola de primera calidad. También está su lado tradicional que desfila junto a la modernidad.

Sólo se necesitan un par de zapatos cómodos y muchas ganas de disfrutar de la naturaleza para adaptarse a Chépica.

Por Paula Orellana

Compartir Share/Bookmark
blog comments powered by Disqus


Reserve Hotel

Destino
Fecha de llegada
calendar
Fecha de salida
calendar

Destacamos

$destacado->arti_titulo

Antofagasta Está Lista para el Dakar 2011

El próximo miércoles 5 de enero recibe el ingreso de la caravana a Chile por el Paso Fronterizo de Jama...
leer más

$destacado->arti_titulo

La Magia de un KintoLmento

Pensando siempre en el equilibrio, la apuesta de este bar fusión ha sido ofrecer una gastronomía de calidad en un ambiente distendido, donde la perfección es puesta por sus clientes. Hoy comparten con Chile.com la sencillez de una Entraña con Ratatouille de verduras y la exquisitez de un Atún Polinésico...
leer más