SECCIONES

A LA CHILENA

SERVICIOS

HERRAMIENTAS

CORPORATIVO
EMPRESAS
Socio de IAB CHILECertifica.com
RECORRIENDO CHILE

TEMPLO VOTIVO DE MAIPÚ

Templo Votivo de Maipú

La inmensa mole de concreto que se levanta en las cercanías de la plaza principal de Maipú corresponde al cumplimiento de una vieja promesa que San Martín rugió a las tropas antes de la batalla de Maipú: "Nuestra patrona, la santísima Virgen del Carmen nos dará la victoria y aquí levantaremos la iglesia prometida para conmemorar este triunfo”.

El 5 de abril de 1818, la mano divina y la fuerza independentista liderada por el héroe argentino y secundada, con abrazo mediante, por un herido Bernardo O`Higgins. A las pocas semanas, el 7 de mayo, el Director Supremo redacta el decreto que le da el vamos al homenaje mariano.

Historia Larga
Este romance entre la chilenidad y la Virgen tiene una data larga, tanto como las raíces fundacionales de nuestro país. Traída al territorio en 1680, por los misioneros agustinos, la primera cofradía del Carmen se funda en Concepción en el año 1643. Se hacen colectas y oraciones en todo el país para traer a las monjas carmelitas y construir el primer templo a la Virgen del Carmen. Se extendió a Santiago en 1647. Pero su importancia radica en ser la patrona de la emancipación.

El 16 de julio de 1810, festividad del Carmen, renuncia el último Gobernador español, don Antonio García Carrasco. El 5 de Enero de 1817 se realiza la solemne presentación de la Virgen del Carmen como Patrona del Ejercito de los Andes y San Martín le entrega el bastón de mando. En la víspera de la batalla de Chacabuco, O´Higgins reitera el juramento hecho en Mendoza, proclamando a Nuestra Señora del Carmen "Patrona y generalísima de las Armas de Chile," y el 14 de marzo de 1818, en una situación de especial peligro, se renueva en forma solemne la proclama de Patrona de la Nación.

La Primera Piedra o el Pago de Chile
Intenciones hay como siempre y sobran en nuestra nación. Pero al parecer este hecho es más hereditario de lo que tendemos a creer.

En octubre de 1818, el libertador hijo del virrey del Perú, puso la primera piedra en el sitio que fue testigo de la última batalla de la Patria Nueva. Desde ahí pasó un año y la construcción no avanzaba como se pensó en el primer momento, se hicieron gestiones pero la promesa a la virgen quedó en eso: promesas.

Tuvieron que pasar varias décadas para que el voto de O’Higgins pudiera tener alguna repercusión en los líderes locales. Fue Benjamín Vicuña Mackenna quién hizo las primeras y fuertes críticas al abandonado templo a medio construir.

La repercusión de éstas hizo eco alrededor de la última década del siglo XIX, cuando el presidente Santa María tomó cartas en el asunto y mando a terminar la obra.

En 1892, se inaugura la parroquia de Nuestra Señora del Carmen de Maipú.

Un Monumento a María
Durante 50 años se mantuvo la pequeña iglesia como el símbolo de unión entre los chilenos y la divinidad. Sin embargo en la década del ’40 la cúpula eclesiástica, debido a la conmemoración del año mariano, decidió dar un paso más significativo: la construcción de un gran monumento.

Para ello se realizó un gran concurso internacional de arquitectura que fue ganado por el maestro Juan Martínez. Seguramente el nombre no le dice nada pero si le digo: escuela de Derecho y de Medicina de la Universidad de Chile o Escuela Militar, la imagen mental de las obras del profesional le dará una idea de quién era.

Su proyecto estaba basado en el expresionismo alemán de los años ‘20 y ’30 y demoró más de 30 años en ser construido totalmente.

Mega Arquitectura para la Fe
En 1974 se inauguró oficialmente el Templo Votivo de Maipú, curiosidad de la historia, ante la presencia de otro Capitán General en las filas del ejército. Época oscura y triste recibió a los nuevos feligreses en la gran iglesia que planificó Martínez.

Una amplia explanada rodeada de pilares y las ruinas de la vieja parroquia en un costado, es la antesala del monumental edificio, con una gran cúpula que es el santuario actualmente.

Una doble escalinata da espacio al amplio interior eclesial. Rasgos distintivos son sus formas curvas y los vitrales construidos en la década del ’60 por Adolfo Winternitz. Por supuesto la imagen de la virgen del Carmen es central en este altar mariano.

Donada por la Sra. Rosalía Mujíca de Gutiérrez, en 1956, fue trasladada al Templo ese mismo año en un lento y solemne recorrido en el cual centenares de miles de fieles copan el camino de Santiago a Maipú.

Cada año, durante las fiestas del Cuasimodo y de Santa Carmen, el recinto se llena de fe y de gentes de todas clases sociales que vienen a refrendar el voto nacional que realizaron los héroes de la independencia. El lazo una vez más esta intacto.

Por Jorge López Orozco

Compartir Share/Bookmark
blog comments powered by Disqus


Reserve Hotel

Destino
Fecha de llegada
calendar
Fecha de salida
calendar

Destacamos

$destacado->arti_titulo

El Mesón Nerudiano

Comparten con nuestros lectores la receta de un pastel de jaiba, el que preparan según la usanza de Isla Negra…
leer más

$destacado->arti_titulo

La Chimba del Parque Arauco

Con un aire rústico pero moderno, este restaurant da la bienvenida con una carta multifacética, en la que destacan la potencia de los sabores y variedad de productos del mar y la tierra, con un especial aire criollo. De sus platos, compartieron con Chile.com la receta del Charquicán a los Ponchos, parte de la raíz de nuestra cultura culinaria... Otras Recetas Chilenas
leer más