SECCIONES

A LA CHILENA

SERVICIOS

HERRAMIENTAS

CORPORATIVO
EMPRESAS
Socio de IAB CHILECertifica.com
COMUNIDAD

LA REALIDAD DEL SIDA EN CHILE: II PARTE

El Sida se clasifica en Chile como una epidemia de carácter “incipiente”. Esta clasificación se realiza a través de parámetros de medición establecidos a nivel mundial y corresponde a la primera categoría de la escala que mide el porcentaje de infectados (enfermos y portadores) en la población general de un país.

De las tres categorías existentes, la incipiente refleja las realidades de las naciones en las que menos del 5% de su población general está infectada por el virus. En el caso chileno, el porcentaje alcanza al 0,1%, es de localización urbana, con predominio en hombres homo o bisexuales y se proyecta el desplazamiento de la enfermedad a edades mayores.

Edith Ortiz, jefa de estudios de la Conasida, explica que el porcentaje que refleja la realidad en Chile se ha mantenido estable los últimos tres años, lo que es un buen indicador que la situación se ha podido controlar. "Sin duda, hemos logrado muchos avances, pero aún falta mucho por hacer", cuenta la profesional.

Este año, se continuará con la exitosa campaña focalizada del Fonosida, línea telefónica gratuita a nivel nacional que entrega información y orientación personalizada a aquellas personas que necesiten respuestas y apoyo en un marco de confidencialidad.

También se fortalecerán los esfuerzos en las distintas regiones del país, realizando trabajos de educación y capacitación a los grupos sociales de mayor vulnerabilidad y también en poblaciones donde por falta de información o problemas socioculturales es más difícil identificar las situaciones de riesgo.

Desde que se determinó el primer caso de Sida en Chile hasta junio de 2000 se han notificado 3.741 personas enfermas. Sin embargo, existen 4.392 personas que han sido notificadas como portadoras del VIH, cifra que no necesariamente refleja la situación real de infección, puesto que hay muchos casos de los que no se tienen registros.

Silva explica que se calcula que por cada enfermo pueden existir entre tres a cuatro casos asintomáticos, es decir, portadores de VIH. Por lo tanto, se trataría de una cantidad de infectados bastante mayor a la que se ha podido registrar.

Un aspecto que llama la atención es que se ha producido un incremento en la cantidad de mujeres que han adquirido la enfermedad. La proporción entre hombres y mujeres enfermas que se manejaba en el período 1985-1990 era de 15: 1, mientras que en 1997 esta varió a 8.4:1.

Juan Domingo Silva explica que a raíz de los datos que se manejan se puede deducir que gran parte de las mujeres que portan el virus han sido contagiadas por sus parejas estables.

En relación a la edad en que se manifiesta la enfermedad los estudios revelan que la gran mayoría (85.1%) se presenta entre los 20 y 49 años. En términos generales, ese período de vida corresponde al proceso en que las personas presentan un mayor desarrollo individual afectivo y también socioeconómico.

No obstante, de acuerdo a las características de evolución propia del VIH, esas personas habrían adquirido el virus cinco a diez años antes, lo que adelanta la edad de riesgo para contraer la enfermedad y la sitúa en plena época de adolescencia. "Es por ello, que las campañas sociales o masivas de prevención que se han liderado en Chile a partir de 1991 estuvieron fuertemente orientadas a los jóvenes", comenta Silva.

Categóricos son los resultados que reflejan las investigaciones respecto de las vías de transmisión de la enfermedad: un 93% se contagian a través de las relaciones sexuales.

En cambio, bastante controlados están los casos que se han dado por medio de una transmisión sanguínea alcanza el 5,3%, principalmente por el uso de jeringas que se contaminan al usar drogas intravenosas, y la denominada vertical, o sea, la de una madre que contagia a su hijo constituye el 1, 5%.

Al tomar conciencia de que la mayoría de los contagios se producen por prácticas sexuales inseguras surge la necesidad de interiorizar que estas conductas riesgosas sí se pueden prevenir, evitando así que un encuentro fugaz pueda terminar en la muerte.

Por Cristina Moeckel

Compartir Share/Bookmark
blog comments powered by Disqus


Reserve Hotel

Destino
Fecha de llegada
calendar
Fecha de salida
calendar

Destacamos

$destacado->arti_titulo

Un Postre de Sabor Colonial

La conocida chef Sabine Aklin, de las Termas de Cauquenes, comparte con nosotros el delicioso postre de los huevos chimbos...
leer más

$destacado->arti_titulo

La Langosta de Juan Fernández

El Restaurante Squella aún puede sorprender, especialmente de la mano de su nuevo chef, Juan Ramírez, quien ha llegado decidido a potenciar sus sabores, incluyendo la langosta que hoy comparte con nosotros...
leer más