SECCIONES

A LA CHILENA

SERVICIOS

HERRAMIENTAS

CORPORATIVO
EMPRESAS
Socio de IAB CHILECertifica.com
RECORRIENDO CHILE

CÓMO HACER DELICIOSAS LONGANIZAS

Es un gran desafío competir con las longanizas de Chillán y San Carlos, porque si han adquirido fama que tienen por algo será. Usted puede intentar alcanzar tan alto sitial en esta materia, preparando unas longanizas de campeonato, que lo harán sentirse orgulloso cuando sus invitados le celebren una parrillada de hermosas longanizas, fragantes y picantitas, acompañadas de un puré de papas bien cremoso; para conseguir esta satisfacción aténgase a las indicaciones que van a continuación. Entonces, atención y acción.

Adquiera 4 kilos de pulpa de cerdo, 1 kilo de tocino y un paquete de tripas saladas para longanizas gruesas que deberá comprar en locales que expenden condimentos, donde aprovechará de proveerse de todas las especias necesarias. Si las tripas que va a usar son frescas, recién extraídas, lávelas bien, haga circular agua por su interior y luego delas vuelta, de manera que la parte interior quede hacia fuera. Raspe muy bien con un cuchillo poco afilado, la superficie mucosa así exteriorizada. Lave repetidamente con agua abundante y déjelas en una palangana con manojos de yerba buena, durante ocho horas, para eliminar el tufillo intestinal. Dé vuelta nuevamente la tripa a su estado original y lave abundantemente, quedando listas para ser usadas; mucho trabajo. ¿No es cierto? Mejor sigamos con las tripas saladas.

Ponga el paquete de tripas en un tiesto con agua tibia, desamárrelas y una vez bien blandas hágales pasar agua por dentro, colocándolas en la llave del agua. Deben lavarse bien para eliminar el sabor rancio.

Pique la cuarta parte de la carne en cubitos de un centímetro. Muela otro cuarto en la máquina de moler con diente grueso, otro cuarto con diente mediano y el otro tercio se pica en cubitos de un centímetro. Se mezclan ambos elementos y se le agrega ajo bien molido, sal, pimienta, comino, orégano, ají de color y salsa de ají. Se amasa todo, agregando paulatinamente agua, hasta que la pasta quede bien blanda. Ajustar la sal y dejar reposar por seis a 12 horas en el refrigerador.

Para rellenar las tripas, mantenga el amasijo a temperatura ambiente por una hora y luego agregue una taza de agua sazonada bien caliente, amase y prepárese para embutir las tripas. O usa un tubo embutidor adaptable a la máquina de moler carne o se resigna a ocupar un embudo amplio.

Inserte la tripa en el tubo del embudo, plegándola como un acordeón. Se amarra la cola de la tripa con pitilla. Se llena el embudo con la mezcla y entonces con un madero cilíndrico que calce con el tubo, se la va empujando, rellenando así la tripa.

Cada 20 centímetros se tuerce la longaniza, haciéndola girar sobre sí misma, de manera de dejar unidades similares separadas por este estrangulamiento. Oréelas colgadas en un lugar fresco y seco, luego, si quiere o puede, ahúmelas ligeramente.

Compartir Share/Bookmark
blog comments powered by Disqus


Reserve Hotel

Destino
Fecha de llegada
calendar
Fecha de salida
calendar

Destacamos

$destacado->arti_titulo

El Paraíso Gastronómico que Rodea Santiago

El chef Luis Layera recorrió la zona de Aconcagua y visitó lugares muy cercanos a Santiago. De ahí, nos presenta un arrolladito de malaya de cerdo...
leer más

$destacado->arti_titulo

Mar de Viña, Un Regalo al Paladar

En Providencia se ubica un tenedor libre de pescados y mariscos que hoy nos deleita con la receta de una Albacora a la plancha con salsa de puerros y papas mediterráneas... Revisa Otras Recetas Chilenas
leer más