SECCIONES

A LA CHILENA

SERVICIOS

HERRAMIENTAS

CORPORATIVO
EMPRESAS
Socio de IAB CHILECertifica.com
RECORRIENDO CHILE

CARTAGENA, UN BALNEARIO CON HISTORIA

“Tan emocionante como ir a Cartagena, era el viaje en tren hasta la playa. En cada terminal nos deteníamos a comprar dulces y cuando al fin veíamos la estación de Leyda, sentíamos que ya estábamos llegando”, recuerda Josefina de Dezerega, quien solía veranear durante los años 50 en este tradicional balneario del litoral central.

Y aunque los orígenes de Cartagena se remontan alrededor del año 1575, no es hasta 1618 cuando el capitán español Juan de Cartagena funda y bautiza este pueblo. Sin embargo, debieron pasar más de dos siglos para que los primeros veraneantes llegaran y transformaran el lugar en un selecto y elegante balneario donde las familias de la alta sociedad santiaguina pasaban sus vacaciones de verano.

La arquitectura de esta ciudad data de los primeros años del siglo XX, cuando la mirada de los chilenos estaba puesta en el Viejo Continente. Es por esto que la mayoría de las construcciones que allí perduran aún tienen un marcado estilo cosmopolita y reflejan la firme intención de la oligarquía ilustrada por recrear los balnearios europeos e imitar los acantilados franceses y las hermosas playas de Italia.

Ya en la década de los 50 la clase media del país hace de este balneario uno de sus lugares predilectos para descansar y recrearse durante el verano. Comienzan a hacerse famosas las playas Chica y Grande y el paseo peatonal que une a ambas y donde los niños compraban manzanas confitadas y las muchachas solían pasearse con sus trajes de baño “last-tex” o los osados “Catalina”, que causaban furor frente a aquellas señoritas que continuaban usando los de “jersey” que quedaban jetones hasta con un mínimo chapuzón.

De esa época son también los famosos hoteles La Bahía, Biarritz y Francia, en el cual se organizaban fiestas orquestadas y las personas mayores podían bailar al compás de un bolero. Sin embargo, el más conocido entre los niños era el Hotel Continental, pues era en una de sus esquinas donde se instalaban a observar cómo los autos resbalaban sus ruedas al no poder subir hasta la cima de los cerros que rodean a Cartagena.

Según recuerda Josefina de Dezerega, toda la mañana estaba destinada a la playa. En la tarde era común que todos salieran a pasear, a subir dunas, a jugar taca-taca, a comer churros con chocolate, a recorrer la ciudad e, incluso, a esperar que sucediera algún acontecimiento inusual, como la llegada de un trasatlántico. “Fue una conmoción la vez que pasó por aquí el Reina del Pacífico. Me acuerdo de haberlo ido a ver y que la gente se impresionara con su luminosidad”.

Durante los años 60, mucha más gente tuvo acceso a viajar los 108 kms. que separan Cartagena de la capital, a disfrutar su agradable clima templado y a conocer sus bellezas turísticas, como la Cueva del Pirata; la Caleta de San Pedro; el Islote de los Lobos; el Castillo Foster; la Casa Embrujada, ubicada en el sector sur de Cartagena y la tumba donde yacen los restos del poeta y padre del Creacionismo, Vicente Huidobro.

Aunque aún siguen en pie elegantes construcciones, Cartagena ya no alberga a la oligarquía ilustrada del país. Sin embargo, sigue recibiendo la visita de artistas y poetas que han denominado este lugar como las tres “C”, Cartagena Capital Cultural, y la de gente común que, pese a los años transcurridos, aún continúa siendo cautivada por los encantos de esta ciudad, quizá los mismos que hicieron construir aquí su casa a Vicente Huidobro y que llevaron a esculpir sobre su lápida “Abrid la tumba, al fondo de esta tumba se ve el mar”.

Por María Rosario Ferrer Prieto


Fotos gentileza de la Ilustre Municipalidad de Cartagena

Compartir Share/Bookmark
blog comments powered by Disqus


Reserve Hotel

Destino
Fecha de llegada
calendar
Fecha de salida
calendar

Destacamos

$destacado->arti_titulo

Delicados Sabores

Hace 8 años que la periodista de profesión, Martha Correa, cambió el lápiz por las ollas, siendo hoy una de las más destacadas en el rubro, y esta vez, ha querido compartir junto a Chile.com unos crepes de Centolla y salsa de crustáceos, ideal para quienes veranean en la costa...
leer más

$destacado->arti_titulo

La Chimba del Parque Arauco

Con un aire rústico pero moderno, este restaurant da la bienvenida con una carta multifacética, en la que destacan la potencia de los sabores y variedad de productos del mar y la tierra, con un especial aire criollo. De sus platos, compartieron con Chile.com la receta del Charquicán a los Ponchos, parte de la raíz de nuestra cultura culinaria... Otras Recetas Chilenas
leer más