SECCIONES

A LA CHILENA

SERVICIOS

HERRAMIENTAS

CORPORATIVO
EMPRESAS
Socio de IAB CHILECertifica.com
COMUNIDAD

NIÑOS CON LABIO LEPORINO

Niños con labio de liebre. Si quisiéramos hacer una traducción textual del nombre de la enfermedad nos encontraríamos con la anterior. Pero el significado no es antojadizo, la denominación (leporino) viene justamente del latín leporïnus, que significa liebre. Porque aunque muchos no lo hayan notado hasta ahora, estos animales, presentan como condición natural una fisura media en su labio. Pero, no son los únicos: los felinos, camélidos y marsupiales, también. No obstante, en estos casos, la hendidura no presenta ninguna incomodidad para quienes la padecen.

En Chile, la incidencia de esta malformación es alta. Uno de cada 33 recién nacidos presenta labio leporino. Según datos de la Fundación Gantz, en el año 2004 nacieron alrededor de 240 mil niños. De ellos, 493 presentaron esta malformación. Por eso el Gobierno la incluyó como una de las patologías del Plan Auge. Las razones por las cuales se produce aún son un misterio, y pese a que existen algunas pistas, en el 50% de los casos se desconoce qué provoca esta malformación.

Sin embargo, el labio fisurado, como también se nombra, es en actualidad capaz de reconocerse a partir de los dos meses y medio de embarazo, que es cuando termina el proceso de desarrollo celular. A través de las ecografías rutinarias, los especialistas, pueden reconocer si un menor presenta esta malformación. En ese momento, comienza el trabajo con un equipo multidisciplinario para consignarle a la madre las recomendaciones, los pasos a seguir y los tratamientos a los que será sometido el menor.

Menores Fisurados
Como seres pensantes y en busca de respuestas, nuestra motivación en el mundo es conocer causas, en todo orden de cosas. Una motivación que queda en ascuas, puesto que no puede ser resuelta a la hora de querer saber por qué se produce esta malformación. Y pese a que en la actualidad, se sabe que los orígenes son variados, en un 50% de los casos la causa es desconocida.

Así lo explica el cirujano plástico y director de la Fundación Gantz, Luis Monasterio, quien indica “en algún momento el proceso de crecimiento se detiene y aparece la fisura labial”. No obstante, en un 25% se atribuye a causas ambientales “el alcoholismo de la madre, el tabaquismo, una infección durante las primeras semanas de embarazo con algún virus (gripe por ejemplo), fallas en la alimentación, falta de alguna vitamina, especialmente ácido fólico, puede provocar algún tipo de malformación. Se ha escrito que, eventualmente, el estrés podría también influir en la aparición de malformaciones”, sentencia el cirujano.

Respecto, al 25% restante los especialistas establecen que existen problemas en uno o varios genes o cromosomas, por lo tanto, hay una herencia que se hace que se manifieste la malformación.

El profesional explica que, por razones que también se desconocen, las fisuras labiales son más frecuentes en los hombres y en el lado izquierdo. Sin embargo, las fisuras que afectan al labio y también el padadar, lo que se conocer como labio palatino, son más frecuentes en las mujeres. Monasterio afirma que en el 30% de los casos, esta malformación se presenta acompañada de otras malformaciones (fisuras sindrómicas).

Tratamiento Incluye Operaciones Ambulatorias
Respecto al tratamiento, éste variará dependiendo del tipo de malformación que presente el menor. Es decir, si presenta labio fisurado es sometido a una operación a partir de los tres meses en los que se pretende unir sigilosamente los cortes labiales. En estos casos, argumenta Monasterio, “la idea es que los niños no necesiten más de una operación, pero siempre existen imperfecciones, que en general, se intentan mejorar a los 4 ó 5 años, aproximadamente”. Operaciones que en algunos centros médicos, como la Fundación Gantz que dirige Monasterio, son ambulatorias.

Si por el contrario, el menor presenta labio palatino, es decir, además de la hendidura del labio presenta una fisura en el paladar, los menores son sometidos a una cirugía en el paladar que se realiza alrededor del año de edad.

Pero el tratamiento no termina. Es necesario el trabajo con un equipo multidisciplinario que se encargue de los distintos problemas del menor. “Se trabaja con cirujanos plásticos, pediatras, fonoaudiólogos (porque quienes presentan fisuras en el paladar presentan problemas para hablar), otorrino laringólogo, odontólogos, psicólogos, e incluso cosmetólogos”. El profesional enfatiza que es necesario que las operaciones sean realizadas por un cirujano plástico, porque de ésa primera intervención dependerá mucho la continuación del tratamiento. “He tratado a niños con operaciones muy mal hechas, y esos errores son difíciles de corregir. Por eso, es importante que los especialistas sean estudiosos del tema”, sentencia.

Por Carmen Luz Rivera.

Compartir Share/Bookmark
blog comments powered by Disqus


Reserve Hotel

Destino
Fecha de llegada
calendar
Fecha de salida
calendar

Destacamos

$destacado->arti_titulo

Tradición Chilena

Cuidando de mantener los sabores tradicionales de la cocina chilena, esa que recuerda la infancia, el restaurant La Copa Feliz está a punto de cambiar su carta. Sin embargo, quisimos rescatar una preparación que en su nombre encierra la picardía tan propia de nuestra cultura, un Arrollado de Huaso Caliente con Chilena y Papas Cocidas…
leer más

$destacado->arti_titulo

Rescatando la Merluza

El chef Luis Cruzat, del Restaurant Latin Grill acaba de cambiar la carta y sigue con sus menús temáticos con los cuales ha conquistado hasta los paladares más exigentes. Hoy nos presenta la receta de una merluza en pasta de ostiones y crema de puerros...
leer más