SECCIONES

A LA CHILENA

SERVICIOS

HERRAMIENTAS

CORPORATIVO
EMPRESAS
Socio de IAB CHILECertifica.com
PADRES E HIJOS

¿QUÉ ESPERAN LOS PADRES
DE SUS HIJOS?

Por Claudia Torres Heller, editora TodoNiños.cl

Cuando se les pregunta a los padres qué esperan de sus hijos, muchos contestan automáticamente: “¡Que sean felices!” Pero eso no es lo que esperan de sus hijos sino para sus hijos y en eso creo que todos los padres coincidimos, todos queremos que nuestros hijos sean felices. Sin embargo al profundizar en el tema, la cosa se complica, pues al parecer como padres nos cuesta reconocer que esperamos cosas o más bien gestos de nuestros hijos, igual como lo hacemos conciente o inconcientemente de otras personas a las que amamos.

A pesar de que en estricto rigor no tendríamos por qué esperar nada de otros, la verdad es que querámoslo o no, siempre tenemos expectativas en relación al comportamiento que nos gustaría que tuvieran las personas que nos interesan, hacia nosotros, nuestras ideas y nuestras acciones, y nuestros hijos no se eximen de esa “responsabilidad”.

Ahora bien, en términos simples y concretos, según lo que he conversado con otros padres y de acuerdo a mi propia experiencia, los padres esperan cierto grado de reciprocidad de sus hijos. Esperan poder sentir que el amor que ellos les entregan es recibido y entendido como tal y es correspondido de alguna forma.

Es cierto que muchos padres y madres se conforman con ver felices a sus hijos, pero como cualquier persona, también los padres se sienten tocados por la generosidad y la gratitud, que viniendo de los hijos, provoca en ellos una gran emoción y alegría. En ocasiones incluso pueden llegar a sentir orgullo y satisfacción por haber logrado inculcar en ellos tales valores y está bien que así sea, pues obviamente en gran parte es suyo el mérito.

Aún cuando son los padres los llamados a amar, apoyar, proteger, educar y vestir, entre otras cosas, a sus hijos, me parece razonable que tengan derecho a esperar comprensión, cooperación y amor de ellos, pues como en cualquier otra relación, entre padres e hijos, la reciprocidad es un ingrediente fundamental que permite que las relaciones se estrechen, que el amor crezca y que la alegría y el bienestar se instalen en nuestra vida como consecuencia de un intercambio respetuoso y amoroso entre las personas.

Cabe destacar que a pesar de que sucede a menudo, los padres no deben esperar que sus hijos se conviertan en su “vivo reflejo”, o en una “réplica mejorada” de lo que ellos fueron. Menos aún deben los padres intentar resolver sus “trancas” y frustraciones a través de sus hijos exigiéndoles cosas que ellos no tienen por qué dar o hacer.

Los padres deben comprender que los hijos tienen su propia vida y que aún cuando hereden parte de los gustos y de la personalidad de sus progenitores, los sueños de cada uno, son de cada uno y todos tenemos derecho a ir detrás de nuestros propios sueños, eligiendo de acuerdo a ellos las opciones que consideremos mejores.

Por eso no esperen nada de sus hijos, pero enséñenles a valorar la vida que les toca vivir y a las personas que los acompañarán en el trayecto, de esa forma ellos serán capaces de disfrutar cada momento alegre, de superar los obstáculos y de agradecer la ayuda, el amor y la comprensión recibidos en el camino y eso será suficiente para que ellos y ustedes puedan sentirse al menos satisfechos.

Envíenos sus dudas y comentarios a editora@todoninios.cl.

 

Publicado el 2006-03-07
Compartir Share/Bookmark
blog comments powered by Disqus


Reserve Hotel

Destino
Fecha de llegada
calendar
Fecha de salida
calendar

Destacamos

$destacado->arti_titulo

Lo Mejor del Mar

Con una fuerte tradición de calidad y servicio, el Ibis de Puerto Varas se ha especializado en pescados y mariscos. Esta vez comparten con Chile.com unos tentadores Crepes de Mariscos...
leer más

$destacado->arti_titulo

La Nueva Cocina Chilena

Nos acercamos a conocer las preparaciones del chef nacional Quersen Vásquez quien nos presenta las recetas de destacadas preparaciones como las papas con mote y plateada, el chupe de jaivas y un delicioso mousse de mote con huesillos…
leer más