SECCIONES

A LA CHILENA

SERVICIOS

HERRAMIENTAS

CORPORATIVO
EMPRESAS
Socio de IAB CHILECertifica.com
CIENCIA Y TECNOLOGÍA

CONSERVARÁN ESPECIES EN
VÍAS DE EXTINCIÓN

El picaflor de Juan Fernández, la taruca altiplánica, el zorro chilote, la chinchilla, el huemul del sur, la comadrejita trompuda, el huillín y la huiña son las ocho especies silvestres nativas que serán conservadas para futuras generaciones gracias a un proyecto de la Fundación para la Innovación Agraria, del Ministerio de Agricultura, que establecerá un banco de recursos genéticos de animales en peligro de extinción de Chile.

El proyecto lo ejecutará la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Concepción, Campus Chillán, a través de los académicos e investigadores Fidel Ovidio Castro y Oscar Skewes Ramm, del Departamento de Ciencias Pecuarias.

La investigación recolectará biopsias de cada una de las especies, que luego servirán para desarrollar cultivos primarios celulares in vitro que serán criopreservados.

La subdirectora de la Fundación para la Innovación Agraria, Macarena Vio, señala que “la iniciativa contribuirá a rescatar especies al borde de la extinción y salvaguardar los recursos genéticos autóctonos del país mediante este banco, que será patrimonio del país y estará disponible para otros investigadores y especialistas que necesiten los recursos aquí guardados, con el fin de colaborar con la biología conservacionista y los esfuerzos del Estado en la materia”.

Por su parte, el investigador y académico Fidel Ovidio Castro explica que el proyecto “dotará al país de un verdadero reservorio de células funcionales, de alto valor, útiles en investigaciones científicas de distinta índole, tales como estudios de epidemiología molecular de enfermedades que azotan a estas especies, caracterización y filogenia de razas y sobre todo, como posibles donantes de núcleo para la clonación somática y por ende el rescate de especies”.

El equipo científico de la Universidad de Concepción estará constituido por especialistas en técnicas de cultivo celular, biotecnología reproductiva, ingeniería genética y biología molecular, quienes además contarán con el respaldo de la Red Nacional de Biodiversidad.

Las Muestras
Según la disponibilidad, de las ocho especies se conservarán el semen, los embriones y algunos fragmentos de tejido (líneas celulares).  Para la colecta de los especímenes, como norma general se procederá a la captura por medio de dardos con anestésicos, cuya posología se calculará cuidadosamente para cada ejemplar.

Se obtendrán cultivos primarios (líneas celulares) a partir de fragmentos de tejidos;  eventualmente -según la disponibilidad- se podrían conservar también semen, ovocitos o embriones, sangre y otros tejidos. Para la colecta se seguirán los procedimientos adecuados y aprobados para cada especie, respetando como premisa fundamental la cooperación con los investigadores más prestigiosos en cada especie y sobre todo, preservando la integridad y viabilidad posterior de los animales capturados, los cuales serán inmediatamente liberados a su hábitat.

Luego, las muestras se almacenarán en estanques con nitrógeno líquido a temperatura de –196 grados Celsius.  Si las condiciones de laboratorio se mantienen estables, las muestras criopreservadas son en principio eternas y podrían originar nuevos individuos o cultivos cuando los investigadores y la sociedad chilena del futuro así lo decidan.

Las células y tejidos se almacenarán en la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Concepción.  El local estará conectado a una red de energía eléctrica de conexión automática para casos de corte de corriente, con una autonomía de 24 horas.

Dado el carácter irremplazable de la mayor parte del material biológico guardado, los tanques o reservorios de las muestras biológicas estarán equipados con un sistema de alarma y suministro de nitrógeno líquido totalmente garantizado.

Uno de los objetivos del proyecto será refinar la capacidad de proteger y congelar tejidos o células de modo que éstas puedan sobrevivir de modo indefinido y que al descongelarse puedan ser útiles.

Los criobancos o Bancos de Recursos Genómicos (BRG) constituyen reservorios de muestras colectadas sistemáticamente con fines de conservación. Los BRGs pueden mitigar los efectos de la presión selectiva artificialmente ejercida por el ser humano sobre los animales, la deriva genética y la consanguinidad mediante la oferta de nuevos genes que pueden ser re-introducidos en poblaciones pequeñas o fragmentadas.

Peligro de Extinción
En el planeta, actualmente hay más de 5000 especies de animales ubicadas en las diferentes gradaciones de peligro de extinción. De éstas, 25% son mamíferos y 11% aves. Un gran número de especies de reptiles, anfibios y peces también se encuentran amenazadas.

En Chile ya se han iniciado esfuerzos por la conservación de la fauna autóctona, especialmente a través de la Comisión Nacional del Medioambiente. Como resultado de las investigaciones más recientes se han identificado 49 de 82 especies de mamíferos en Chile que deben ser priorizadas en programas de conservación.

Del total de especies en algún grado de peligro, 16 son consideradas en equilibrio frágil, 1 como vulnerables, 11 en peligro y 3 críticas. Por su parte, existen 8 especies de aves que también se consideran críticas.

Chile ratificó en 1994 el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) adoptado y abierto a la firma en Río de Janeiro en 1992 y tiene rango de Ley de la República desde 1998. Entre los objetivos de ese convenio destacan la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos.

Desde el punto de vista legal, el proyecto FIA preservará recursos de patrimonio público nacional y se contará con un repositorio de material biológico congelado que podrá ser utilizado por el país en su política medio ambiental, siguiendo las pautas de propiedad sobre los recursos genéticos trazadas por el Gobierno de Chile.

Las Ocho Especies
· La taruca y el huemul chileno son las únicas especies del género Hippocamelus. La taruca es un ciervo que habita en la provincia de Parinacota entre los 2.800 y los 3.900 m de altitud, mientras que el huemul es exclusivo de la región Andino-Patagónica de Chile y Argentina. Actualmente se encuentra principalmente en las regiones australes, aunque una pequeña población se ubica en la cordillera de Ñuble. La taruca está catalogada C (estado crítico) y el huemul E (en peligro).

· El zorro chilote se encuentra casi exclusivamente en la Isla de Chiloé. La especie es considerada en peligro crítico y está entre las tres especies de mamíferos terrestres con mayor riesgo de extinción en Chile.

· La chinchilla presentaba una distribución original que se extendía entre Taltal y Talca, desde los 400 hasta los 2.500 metros sobre el nivel del mar. Sin embargo, en la actualidad su población se limita a algunas colonias entre las provincias de Choapa y Elqui.  Está catalogada C (crítica), fundamentalmente por la caza indiscriminada en busca de su preciosa piel.

· La comadrejita trompuda es representante de los primitivos Caenoléstidos sudamericanos del orden de los marsupiales, y es uno de los mamíferos más antiguos de este continente. Habita principalmente en las regiones Novena y Décima. Esta considerada en peligro de extinción, rango E.  La mayoría de sus ejemplares se encuentra en el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales.

· El huillín, una especie de nutria casi desconocida para la ciencia, solía avistarse desde el río Cachapoal hasta Magallanes. Hoy sólo se observa al sur del río Cautín.  De hecho, tiene la distribución geográfica más pequeña de las nutrias del mundo, pues se encuentra sólo en Chile y Argentina. Está considerada en peligro de extinción, categoría E.

· La huiña o guiña es el menor de los félidos silvestres chilenos y su hábitat se extiende desde Coquimbo hasta Aysén, incluyendo Chiloé y Las Guaitecas, desde el nivel del mar hasta el límite de la vegetación. Habita particularmente bosques siempre-verdes de quila densa. Está considerada en peligro de extinción, categoría E.

· El picaflor de Juan Fernández habita exclusivamente en esta isla de sólo 92 km2, por lo que representa uno de los endemismos más marcados del continente; su congénere, el picaflor chico, se encuentra en las dos islas mayores de Juan Fernández y también en Chile continental, desde Caldera hasta Tierra del Fuego. De las diez especies de aves en categoría E (en Peligro de extinción) de Chile, el picaflor de Juan Fernández es la más amenazada. 

Publicado el 2005-11-25
Compartir Share/Bookmark
blog comments powered by Disqus


Reserve Hotel

Destino
Fecha de llegada
calendar
Fecha de salida
calendar

Destacamos

$destacado->arti_titulo

La Mixtura Gastronómica de Capitán Pastene

Junto al chef Mikel Zulueta, compartimos la unión de sensaciones en un plato que mezcla gustos y costumbres de la cultura italiana, la mapuche y la criolla…
leer más

$destacado->arti_titulo

La Tradición de Los Buenos Muchachos

A punto de cumplir 70 años, este clásico restaurant de la capital nos presenta algunas de sus tradicionales recetas para disfrutar de los sabores que han conquistado a generaciones...
leer más