SECCIONES

A LA CHILENA

SERVICIOS

HERRAMIENTAS

CORPORATIVO
EMPRESAS
Socio de IAB CHILECertifica.com
COMUNIDAD

SEXO EN LA OFICINA

Sin mayores cuestionamientos, Sofía vivió un triángulo amoroso en su oficina. Esta atractiva ejecutiva, de más de treinta años, sólo quería divertirse. Había finalizado una tormentosa relación de pareja meses antes, y necesitaba un poco de oxígeno. Sin pensarlo dos veces, halló su vía de escape en el trabajo, donde las ofertas le llovieron por montones. Desde gerentes, pasando por jefes, hasta compañeros de labores le coqueteaban y se mostraban más atentos que nunca. Ella no se hacía problemas:

"Yo andaba con las trenzas sueltas. Quería pasarlo bien. Disfrutar el momento, sin miedo al qué dirán", reconoce, con una sonrisa coqueta, Sofía, quien en la actualidad está felizmente casada y tiene dos hijos.

Un gerente, catorce años más que ella, y un abogado de su edad, compartieron su amor. Por más de seis meses, salió con ambos, sin levantar ninguna sospecha. Excepto uno que otro comentario de algunos compañeros más cercanos, sobretodo de su jefe directo que le seguía los pasos como perro guardián. Él también la pretendía, pero no tuvo éxito.

¿Cómo lo hizo para no ser descubierta? Fácil: el primero estaba a punto de casarse por segunda vez y ya convivía con su pareja, por lo tanto, no tenía todo el tiempo para Sofía. Sus citas en exclusivos restaurantes y lujosos moteles eran, por lo general, a la hora de almuerzo, y algunas noches en las que él aseguraba tener reuniones de directorio.

Ella reconoce haberse enamorado de él. "No era buenmozo, pero tenía una personalidad especial. Era muy simpático. Tenía muy buen pasar, me hacía regalos caros", comenta.

El abogado, en tanto, salía con ella en las noches y los fines de semana. Era su pololo "oficial". Con él iba a fiestas familiares y compartía con sus padres e hijos.

"Yo lo pasé súper bien. No me arrepiento de nada. Nadie terminó enrollado. Cada uno siguió su camino y ahora seguimos siendo amigos", asegura.

Sofía forma parte de la interminable lista de chilenos que, año tras año, se involucran con compañeros de trabajo. Ella tuvo suerte y tuvo un final feliz. Hay otros que terminan despedidos o en las crónicas policiales de los medios de comunicación. Sobretodo los que han sido infieles.

Un caso diametralmente distinto vivieron Patricio, 46 años, y Camila, 39, ambos casados. Ellos vivieron una corta, pero fogosa relación en la oficina donde trabajaban. Pero no la supieron hacer.

Días después de que Patricio asumiera la subgerencia de call center en una prestigiosa empresa proveedora de internet, fue contratada una supervisora que, contrariamente a los estatutos de la firma, no pasó por ningún proceso de selección. Ella era la mano derecha de Patricio. Pero en la práctica, era mucho más que su persona de confianza, era su amante.

A la semana, sus subalternos y otros gerentes de área se dieron cuenta que los "almuerzos" entre ambos duraban más de dos horas. Al sentirse sorprendidos, decidieron hacer "dieta" y desatar su pasión en la oficina de Patricio, a la hora de colación. Una tarde, de los besos y las caricias pasaron al sexo oral en pleno escritorio, siendo sorprendidos in fraganti por otro gerente. Fueron despedidos sin derecho a pataleo.

El Destape Femenino
Según el sicológo Giorgio Agostini, desde el siglo pasado hasta los años 60, la mujer estaba destinada a las labores domésticas. Estaban en la casa, cuidando los niños y a su cónyuge.

Desde que se incorporó al trabajo, la situación cambió. "Empezó a sentir una fuerte distracción y fue bien considerada en el trabajo. Hay muchos hombres que la encuentran atractiva, buenamoza, sensual. En muchísimas ocasiones, por la cantidad de horas que pasa en el trabajo, la interacción con los hombres es de mayor duración y de mayor interés con respecto a lo que ocurre en su propia casa. De ahí, el hombre compañero se convierte en un elemento interesante. Poco a poco, por la proximidad física, pero principalmente sicológica y afectiva, la mujer comienza a ser atraída, lo que deriva, en muchas ocasiones, en la infidelidad, si es que tiene pareja. Para las solteras, por lo general, son relaciones ocasionales. Sin mayores compromisos, porque no tienen mayores expectativas. Sus conquistas pasan a ser lo que hoy en la comunidad joven chilena se denomina "amigos con privilegios". Y eso puede funcionar durante un cierto tiempo, hasta que uno de los dos decida iniciar otra relación", dice Agostini.

Generalmente, superada esta etapa de los privilegios, se transforma en una amistad por largo tiempo:

Carlos Santelices, 23 años, publicista, vivió una relación al filo de la lujuria con Francisca, una compañera de trabajo, ocho años mayor que él. Lo que comenzó como un simple coqueteo, de miradas e indirectas por aquí y por allá, derivó en una relación donde el sexo era lo más importante. "Mi experiencia fue buena hasta cierto punto, ya que esta chiquilla quería tener sexo a cada rato. En la mañana, en la tarde y en la noche. Donde me pillara. Al final me aburrió. Se puso muy posesiva y yo no estoy ni ahí con los ataos", manifiesta Carlos, quien agrega que estas relaciones son de corto tiempo, "pero con todo".

¿Y qué tal la diferencia de edad? "No incomoda. Al contrario, aprendes más cómo hacerlas gozar, ya que ellas tienen claro cómo les gusta. Después que aprendes a encontrarle el punto, te aplauden", asegura Carlos.

Según Agostini, "la mujer tiene tendencia a comprometerse más afectivamente en estas aventuras. Por ende, se involucra más y tiende a exigir más tiempo, más dedicación los fines de semana. El hombre se empieza a sentir acorralado, ahogado y tiende a distanciarse".

Francisca no se hizo problemas. "Hay que hacer muy bien las cosas. Si ambos están en la misma parada de sólo sexo, bien porque ninguno de los dos se engancha. Cuando pase la atracción pueden ser buenos amigos y cero rollo. El problema está cuando uno se embala y la otra persona no. Verlo todos los días, tener que interactuar con él sí o sí es fome y a veces hasta doloroso", aclara.

Tras dos meses de fogosos encuentros, ambos son amigos. Ya no tienen privilegios, pero siguen relacionándose con normalidad. Y mantienen sus trabajos.


SIGUE LEYENDO:
--->El Ascensor de la Lujuria--->

Compartir Share/Bookmark
blog comments powered by Disqus


Reserve Hotel

Destino
Fecha de llegada
calendar
Fecha de salida
calendar

Destacamos

$destacado->arti_titulo

Kalap’urca, la Tradición del Norte de Chile

El plato reponedor de las fiestas norteñas es el que nos enseña a preparar el Chef David Barraza, Director de Gastronomía DuocUC, rescatando los sabores del pueblo aimará en el norte de nuestro país…
leer más

$destacado->arti_titulo

El Teletrabajo

Nunca más corbata ni largas filas para abordar un bus. Este tipo de labor sólo trae beneficios según los expertos, aunque todavía es privilegio de pocos…
leer más