SECCIONES

A LA CHILENA

SERVICIOS

HERRAMIENTAS

CORPORATIVO
EMPRESAS
Socio de IAB CHILECertifica.com
PADRES E HIJOS

EL TEMIDO ROTAVIRUS

El Temido Rotavirus

Se cree que el rotavirus es responsable de más de 130 millones de casos anuales de diarrea en niños y lactantes de todo el mundo. Se trata de un virus estomacal que produce vómitos y diarrea. Es una enfermedad muy común en los niños de hecho, la mayoría de los menores antes de los 3 años ya la ha padecido. El problema es que es sumamente contagiosa, por lo general en una familia en que hay más de un niño terminan todos con el virus, y además el cuidado del niño enfermo resulta agotador para los padres.

No se saca nada con partir corriendo al pediatra, porque la verdad no hay mucho que hacer más que darle al niño la atención necesaria y estar atenta a una posible deshidratación.

La primera vez que le da a un niño ?generalmente entre los 6 meses y 2 años- es muy fuerte, ya que el pequeño aún no ha desarrollado defensas contra los agentes que lo atacan. En definitiva el niño puede contraer la infección más de una vez, aunque los brotes de esta enfermedad tienden a ser más leves que el primero. Se pega por la saliva y las deposiciones. El virus generalmente se adquiere cuando la guagua o niño se lleva los dedos a la boca después de tocar algo contaminado con las deposiciones de una persona infectada.

Síntomas
Los síntomas del rotavirus pueden variar en cada caso y pueden ser leves o muy severos:
- Fiebre moderada, bajo los 39 grados Celsius, que generalmente dura sólo los dos primeros días.
- Vvómitos
- Diarrea

Qué Hacer
-Siempre es bueno llamar al pediatra, para comentarle los síntomas y la duración. Es bueno que este al tanto y que descarte las posibilidades de otra enfermedad.

-Tener paciencia: no hay una duración determinada del rotavirus, depende del tipo de virus del que se trate. A veces la diarrea puede durar varios días y el niño estar muy decaído. Lo importante es mantener la hidratación bajo control.

-Darle mucho líquido: resulta fundamental este punto y hay que tener claro que no basta con darle agua. En las farmacias venden sueros especiales, indispensables para reponer los líquidos y electrolitos perdidos a causa de los vómitos. Otra alternativa, para niños más grandes, son las bebidas para deportistas, que ayudan en la tarea de hidratar. La ciencia está en darle de a muy poco pero lo más seguido posible, es la única forma de evitar los vómitos.

-Bajar la fiebre: es importante bajarle la fiebre al niño, ya que es otra forma en que va perdiendo líquidos. Hay que cuidar el darle medicamentos que no irriten su estómago, como el paracetamol.

-Del vómito a la diarrea: esta es la evolución normal de la enfermedad, cuando los vómitos emprenden la retirada llega el turno de la diarrea. Hay que preocuparse de que el niño coma algo, por supuesto lo más sano posible. Nunca se le debe dar remedios antidiarreas porque no van a contribuir en su mejoría.

-Pasados los síntomas se recomienda ayudar al niño a que se reconstruya su flora bacteriana con productos como ?Chamito?, ?Uno al Día? o medicamentos como el Perenteryl.

-Es mala señal que las fecas tengan sangre, por lo que hay que llamar de inmediato al médico o también si se observa cualquier síntoma de deshidratación.

Es recomendable un control pediátrico si:
- La guagua no ha mojado sus pañales en más de 5 horas.
- Tiene la boca seca.
- No tiene lágrimas cuando llora.
- Tiene un lugar blando y hundido en la parte superior de la cabeza (fontanelas) o si tiene los ojos hundidos.
- No para de llorar.
- Está aletargado.

En algunos de los niños que se deshidratan es preciso reponerle los fluidos por vía intravenosa en la clínica. Aproximadamente uno de cada 40 niños desarrolla una deshidratación lo suficientemente severa como para requerir hospitalización.

Prevención
La forma de evitar la enfermedad es preocuparse de la higiene. Es bueno enseñar al niño a lavarse bien las manos después de haber ido al baño y antes de comer. La persona que está al cuidado de una guagua debe procurar tener estos mismos cuidados.

En Chile Existe una Vacuna
Actualmente existe en el mercado una vacuna para prevenir esta enfermedad llamada Rotarix. Esta indicada para la inmunización activa de lactantes contra la gastroenteritis causada por rotavirus, desde las 5 semanas de edad en adelante. La primera dosis se debe administrar a una edad entre 6 y 14 semanas, y la segunda dosis entre 14 y 24 semanas de edad. Se trata de una vacuna exclusivamente para uso oral. Al igual que con otras vacunas, la administración de Rotarix debe posponerse en niños que padezcan una enfermedad febril aguda severa. Sin embargo, la presencia de una infección leve no es una contraindicación para la inmunización.

Publicado el 2009-04-29
Compartir Share/Bookmark
blog comments powered by Disqus


Reserve Hotel

Destino
Fecha de llegada
calendar
Fecha de salida
calendar

Destacamos

$destacado->arti_titulo

Ovalle, de Las Estrellas Al Mar

Con característicos productos de la IV región, la chef Paula Larenas nos presenta Ovalle a través de su gente y sus sabores, con un Ceviche de Ostiones al Pisco y un Napoleón de Papayas…
leer más

$destacado->arti_titulo

Adolescencia Interrumpida

Las dificultades y los miedos que viven las niñas al saber que están embarazadas…
leer más