SECCIONES

A LA CHILENA

SERVICIOS

HERRAMIENTAS

CORPORATIVO
EMPRESAS
Socio de IAB CHILECertifica.com
COMUNIDAD

MECHONEO:¿BROMA INOCENTE O VIOLENCIA SIN CONTROL?

Con la muerte de una joven estudiante de 21 años como consecuencia de las celebraciones mechonas el año pasado, se hizo inminente la señal de alerta que ya se venía presentando en años anteriores.

Y es que los altos niveles de violencia e irresponsabilidad que estaban adquiriendo las actividades de recepción que los universitarios brindan a aquellos estudiantes que ingresan por primera vez a la enseñanza superior se estaban pasando de la raya.

Paula Vivanco Torres, de 19 años, fue la joven que murió tras ser atropellada por un tren al término del mechoneo de la Universidad Católica de Valparaíso. El accidente ocurrió cuando un grupo de estudiantes "jugaba" a esquivar el paso de los trenes, hasta que uno de ellos, que venía en sentido contrario, impactó a la joven.

El año anterior a esa tragedia, en 1999, un alumno que entraba a estudiar Química Marina a la Universidad Católica de Concepción terminó internado en el hospital con peligro de muerte, porque sufrió de una intoxicación etílica al ser obligado a tomar alcohol en una cantidad excesiva. El alumno sufría de hipertensión arterial por lo que los efectos de esa tremenda borrachera pudieron haberle causado la muerte.

Lamentablemente, a estos dos casos pueden sumarse otros ejemplos que se empezaron a denunciar sin interrupciones a partir de 1995. Muchas de las acusaciones correspondieron a mujeres que eran obligadas a participar de juegos eróticos que rayaban en actos verdaderamente vejatorios.

"El sentido tradicional del mechoneo se desvirtuó con los excesos de violencia de los cuales hemos sido testigos los ultimos años", explica Ramón Silva Negrete, doctor en filosofía y sociólogo de la Universidad de Chile.

¿Qué pasó con el verdadero sentido del mechoneo?
El mechoneo o recepción de los universitarios a los alumnos nuevos corresponde a un rito de iniciación que simboliza el paso de una etapa a otra. Al igual que una despedida de soltero, esta celebración supone la despedida de un estado anterior y brinda la bienvenida a uno nuevo.

El sociólogo cuenta que estas actividades comenzaron en Chile por la década de los cuarenta y en ellas se hacían bromas y juegos "inocentes" a los novatos, entre las que se encontraba cortarles el pelo y dejarles un mechón más largo que servía como símbolo para identificarlos como "los nuevos". De ahí se origina el término "mechón", característica que incluso era útil para que los estudiantes novatos se unieran y se ayudaran los primeros días en que todo es nuevo y desconocido en el mundo universitario.

Silva explica que los ritos son importantes en la medida en que caracterizan y representan el sentido del cambio de etapa. En el caso de la comunidad estudiantil, servían como identificación de los jóvenes, los que además tenían que rendir ciertas "pruebas" simpáticas que representaban el pase para poder pertenecer al grupo al que se estaban integrando.

Sin embargo, a mediados de los 90 ni los baños de vinagre, huevo, harina, ají, mostaza, ketchup, los cortes de pelo y las pruebas con gran contenido sexual, a las que eran sometidos los novatos, parecían ser suficientes. La violencia excesiva, la humillación y las faltas de respeto empezaron a apoderarse de las masas de jóvenes que contemplaban con fervor estos espectáculos que de un minuto a otro podían pasar a una pérdida del control.

Basta recordar el episodio que se dio hace unos años en la clásica "batalla por el puente" que se libra entre las facultades de Ingeniería y Derecho de la Universidad de Chile y que terminó en un verdadero caos violento.

Según el profesional, estas explosiones encuentran en su origen una gran agresividad reprimida de parte de los jóvenes, la que se canaliza en forma descontrolada cuando son masas de personas las que están en lo mismo y cuyas conductas individuales pueden refugiarse en el comportamiento del grupo.

Respecto de las causas de estos sentimientos de violencia contenidos, el profesional explica que muchos jóvenes presentan altos niveles de frustración, están sometidos a grandes presiones y se ven enfrentados a mucha competitividad.

Silva es docente de la Universidad de Chile y cuenta que son muchos los universitarios que se tienen que pagar los estudios y para poder acceder a los créditos y facilidades de pago tienen que someterse a altas exigencias.

Iván Mlynarz, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), cree que el fenómeno de la violencia es un problema que está bastante instalado en el país y no sólo en las esferas de los jóvenes. Considera que los parámetros de progreso y éxito en esta sociedad son altísimos por lo que es muy fácil sentir importantes cuotas de frustración.

Además, Silva asegura que los jóvenes que dan la bienvenida se sienten en una condición de superioridad frente a los alumnos nuevos, quienes entran en el estado de los "débiles". Y como los que están encargados de auspiciar los rituales ya pasaron por lo mismo el año anterior, se produce una suerte de venganza en sus conductas.

"Se podría decir que se ha perdido de alguna forma la capacidad de asombro de lo vulgar, en el sentido de que muchas actitudes, comportamientos y bromas negativas ya no son suficentes para causar humillación y vergüenza", comenta Silva.

LOS AIRES DE CAMBIO QUE YA SE RESPIRAN (Sigue leyendo)

Compartir Share/Bookmark
blog comments powered by Disqus


Reserve Hotel

Destino
Fecha de llegada
calendar
Fecha de salida
calendar

Destacamos

$destacado->arti_titulo

Mujeres de Fuego

En el cuerpo de bomberos reinan los hombres. ¿Cómo llegar a ser una bombera? Conoce un testimonio de sacrificio...
leer más

$destacado->arti_titulo

La Mixtura Gastronómica de Capitán Pastene

Junto al chef Mikel Zulueta, compartimos la unión de sensaciones en un plato que mezcla gustos y costumbres de la cultura italiana, la mapuche y la criolla…
leer más