SECCIONES

A LA CHILENA

SERVICIOS

HERRAMIENTAS

CORPORATIVO
EMPRESAS
Socio de IAB CHILECertifica.com
RECORRIENDO CHILE

EL MUSEO DE LA MODA

El Museo de la Moda

Normalmente la moda es considerada un asunto superficial, pero si se la ve como un objeto de estudio, entonces la perspectiva cambia y se puede hablar de esta como una expresión del quehacer humano, en definitiva, como un arte.

Para hablar del Museo de la Moda, necesariamente hay que referirse la familia Yarur. De tradición en la industria textil, el impulso creativo trasmitido por generaciones ahora decantó en este proyecto cultural, que comenzó con la colección personal de don Juan Yarur, compuesta por vestuario y objetos de las décadas de 1950 y 1960. Además, la casa que fuera domicilio personal de la familia ha sido habilitada para ser usada como centro de operaciones de la fundación.

Gracias a Jorge Yarur, presidente y fundador del museo, hoy la colección asciende a más de ocho mil elementos, que reflejan la historia y la percepción humana desde el siglo XVII hasta nuestros días. Entre sus objetos hay accesorios deportivos, obras de arte, uniformes de guerra y artículos únicos de la moda nacional e internacional.

Las Exhibiciones
El museo se divide en tres secciones: dos de muestra permanente con la historia de la familia y otra dedicada al tenis y una tercera, que cambia según el tema tratado.

En la primera se pueden apreciar tanto instalaciones audiovisuales, como la casa de 1961, de estilo moderno y minimalista, cuya decoración estuvo a cargo de Mario Matta, hermano del pintor Roberto, del que también hay un cuadro.

La sección dedicada al tenis cuenta con una amplia colección como respaldo, compuesta por objetos que van desde tratados de tenis del año 1530, hasta poleras y raquetas de próceres nacionales del deporte blanco. Esta muestra varía su exhibición según la temática principal. Respecto de esta, lo que prima ante todo es la vestimenta, que se complementa con objetos relacionados y según sea el caso, exclusivos elementos audiovisuales, para evocar la época a la que se hace referencia.

Para el visitante al museo, la experiencia se podría comparar a una visita al cine o al teatro: entre pasillos casi en penumbras, acompañados de envolvente música, aparecen vitrinas que realzan majestuosamente los objetos, gracias a una cuidada y tecnologizada iluminación.

La luz trasmitida por fibra óptica, no genera calor ni despigmenta las telas y se activa sólo con sensores de movimiento. Además, en el recinto funciona un sistema de aclimatación que mantiene un 50% de humedad y una temperatura entre 18º y 20º.

Más que una Colección de Objetos
Como cualquier museo que se considere de calidad, aquí las exhibiciones cuentan con un acabado trabajo de curatoría, es decir una línea coherente y documentada respecto de la temática propuesta cada vez. Llama la atención el alto estándar que presentan las producciones, con material audiovisual inédito y con objetos de primera línea, que consideran vestimentas de actrices clásicas del cine internacional o de figuras actuales de rock, etc. Pero más allá de lo anecdótico, se observa una notoria preocupación por los detalles técnicos, pero también una valorización de lo estético. Es decir, la intención de entregar muestras acabadas, que prveen una visión histórica y que grafican el sentir y pensar que hay detrás de los objetos.

El trabajo que se lleva a cabo en el museo comprende distintas áreas como la conservación, la restauración y la documentación, cuyos archivos están disponibles para el público de forma gratuita.

Estas actividades se desarrollan en ambientes especialmente diseñados y laboratorios equipados con alta tecnología, lo que les permite alcanzar estándares internacionales y compartir elementos de colecciones de otros museos.

Entre las actividades curiosas que aquí se llevan a cabo, se encuentra la del Departamento de Manquinaje, palabra adaptada del francés "mannequinage", un tecnicismo inventado por los museos de la moda que quiere decir  "hacer maniquíes": como muchas de las vestimentas fueron hechas considerando modelos de cuerpos distintos a los modelos de hoy, no quedarían bien expuestas con maniquíes de fabricación actual.

Respecto del lugar en general, hay que mencionar los hermosos y extensos jardines donde se encuentra la estatua de Juan Yarur, la que según dicen habría sido mandada a hacer por la comunidad de la fábrica textil Yarur, es decir obreros y dueños en común acuerdo.

El museo está en Avenida Vitacura 4562, a media cuadra de A. Vespucio y funciona de miércoles a domingo, entre las 10:00 y 18:00 horas. (Telef.: 219 36 23). La entrada tiene un valor de $3.000 general y $2.500 escolares y tercera edad.

www.museodelamoda.cl

Textos y Fotos: Alejandro Dreisziger

Compartir Share/Bookmark
blog comments powered by Disqus


Reserve Hotel

Destino
Fecha de llegada
calendar
Fecha de salida
calendar

Destacamos

$destacado->arti_titulo

Patagonia, El Alma del Sur

Este restaurant se ha transformado en un punto de encuentro en el Barrio Lastarria, donde la calidez y la gastronomía logran una excelente conjunción, de la cual, esta vez, nos comparten la receta de una trucha arcoiris…
leer más

$destacado->arti_titulo

El Sabor del Divertimento

A pesar de sus inicios en la comida italiana, las tradiciones chilenas ganaron espacio y llegaron para quedarse hace ya más de tres años. Hoy nos entregan la receta de un costillar de cerdo al modo Chillán, donde se pueden apreciar los sabores que distinguen a la gente del sur…
leer más